martes, 9 de diciembre de 2008

Crema ocular Infinito Familiar

crema-infinito-familiar

11 Comments:

Machete said...

Teniendo en cuenta que la tierra es redonda, si me unto la crema ¿me vere a mi mismo de espaldas?.

ANTO. said...

Si veo el final de la crisis , me compro por lo menos una crema o mejor aún , me compro un tarro, o mejor que requetemejor.......
¿De que estaba hablando?

Dr. Alejo Sloan said...

Estiamdo Machete, cunado te untes la crema ocular seguirás viendo el infinito…siempre el infinito.
Dr. Alejo Sloan

Dr. Alejo Sloan said...

Apreciado Anto siento comunicarte que sólo verás el infinito, nada más y nada menos que el infinito y sus infinitos colores…
Dr. Alejo Sloan

Machete said...

¿Y no hay nada en el infinito?

Dr. Alejo Sloan said...

Estimado Machete en el infinito, si te fijas con atención, verás muchas cosas, cosas grandes que se comen a cosas pequeñas. Cosas que pasean del brazo de otras cosas… En fin un universo que irás decubriendo poco a poco con el uso de la crema Ocular Infinito Familiar. ah! también hay unos agujeros que es mejor no pisar porque te caes al infinito y ya no puedes salir. ¡Qué cosas…!
Dr. Alejo Sloan

FEDE said...

Querido Doctor he probado su fantástica crema y tengo que decirle que con el ojo derecho bien, sin problemas, pero con el ojo izquierdo no llego al infinito me quedo a tan sólo 1000 o 2000 billones de trillones de kilómetros. Me he puesto la progresivas pero la cabeza me duele infinitamente. ¿podría probar con una doble dosis de la crema en el ojo izquerdo? Le ruego una pronta contestación ya que soy topógrafo de infinito y no quiero perder mi trabajo. Gracias de antemano.

Machete said...

Pues ahora mismo me monto en la cabina bala y voy al supermercado a adquirir dicha crema.

Dr. Alejo Sloan said...

Estimado Fede, lo que plantea es un problema muy común. Tiene fácil solución: ¿Se acuerda cuando canal plus emitía el porno codificado? ¿Entornaba los ojos para intentar ver algo? Lo sospechaba. Su ojo izquierdo ha quedado desde entonces semicodificado. Póngase en contacto con un técnico de instalación de antenas parábolicas y que le eche un vistazo a ese ojo que no acaba de funcionarle bien. Seguramente se lo arreglará poniéndole unas gotitas de aceite de máquina de coser en él. Pues nada, ¡a disfrutar de la Crema Ocular Infinito Familiar! Se despide sinceramente agraecido por confiar en nuestros productos, el Dr. Alejo Sloan

QQ said...

Queridísimo Doctor Alejo Sloan:

Mi familia y yo hemos probado este unguento ocular y hemos quedado asombrados ante tanta belleza infinita, como usted bien promete en su publicidad... Pero hay algo que nos ha extrañado mucho. Después de la primera sesión de Infinito Familiar, han aparecido en nuestros bolsillos, lo que parece ser un KIWI!... Mi mujer está preocupada, pues ayer antes de acostarse le pareció ver a este extraño objeto vibrar y emitir sonidos raros...

¿No será que el uso de la milagrosa crema ocular, es capaz de entablar puentes de conciencia extrasensoriales y de abrir puertas dimensionales de lejanos mundos, dejando en bandeja a los extraños habitantes de otras galaxias la invasión de nuestro hermoso y querido planeta Tierra?, ¿Ha testado convenientemente el producto antes de su comercialización? (No me imaginé nunca haciéndole esta pregunta, pues siempre he confiado en la calidad y acabados de los productos de tan magnífica marca, pero, tenemos miedo; los "kiwis" se han metido en el fondo del segundo cajón de la cómoda de la bisabuela, y parecen estar cubiertos de un pegajoso moco amarillo...)

Atentamente suyo, un cliente preocupado por la seguridad de su familia y de sus semejantes humanos...

Dr. Alejo Sloan said...

Estimado QQ y familia, despreocúpense totalmente porque lo del kiwi es una consecuencia totalmente normal de la crema, de hecho nosotros la denominamos "El efecto Kiwi". No son habitantes de otras dimensiones en nuestro planeta. Son simplemente eso, Kiwis, que, seguramente cuando usted revise el cajón de nuevo, habrán desaparecido y con ellos sus miedos. Le insisto no se preocupe, a otros clientes le han aparicido sandías y melones en los bolsillos, mucho más incómodos de llevar, dicho sea de paso. No le entretengo más me despido de usted con un calido abrazo, Dr Alejo Sloan.