domingo, 7 de diciembre de 2008

Super Cañón Transportador

cañon-de-viaje

11 Comments:

Machete said...

Muy bueno el invento, ¿pero y si el familiar no tiene otro cañon como vuelvo?

Dr. Alejo Sloan said...

Estimado Machete: No te preocupes, si el familiar es de confianza y buena persona, no cabe duda que tendrá un Super Cañón Transportador. Se da el caso que hay familias que tienen varios Super Cañones por si llegan muchos invitados a la vez y, para no retrasar la partida, ponen a su disposición todo el arsenal que van disparando sin cesar con un sonido seco pero a la vez elegante. Un espectáculo único sin duda. Afectuosos saludos del Dr. Alejo Sloan

ANTO. said...

Buenas noches doctor, una pregunta ¿y si en vez de 1000 km quiero llegar a la vuelta de la esquina a por tabaco?, aunque yo no fume, que hago, ¿comprar tabaco en gibraltar o mas lejos?,o dejo de fumar , o peor aun como vuelvo????
Espero que me responda mis dudas, si mas un aprendiz de supervillano

Machete said...

Bueno en ese caso me dispongo a adquirir uno inmediatamente y mandar varias cabinas bala con una nota dentro a los familiares que no dispongan todavia del Super Cañon Transportador, para que adquieran uno.

pd. No habia pensado en el problema que expone el Sr.Anto.

Tierralandia said...

Mmm... ya estoy pensando en el impacto que causaré llegando al trabajo precedida de tal estruendo!

Machete said...

Tenga usted cuidado con las costillas al aterrizar...

Dr. Alejo Sloan said...

Estimados Sr. Anto y Machete, al recibir el Super Cañón transportador en sus domicilios, advertirán que acompañando a la máquina se incluye un pequeño libro de instrucciones para su montaje y uso. En el capítulo 236 impreso en bella letra inglesa, en el apartado de pequeñas distancias, hay un subapartado titulado "El rebote, ese gran aliado de la cabina bala" en él se explica de forma amena, cómo para pequeñas distancias aprovechamos la fuerza del cañón para que, sin bajarnos de la cabina bala, al rebotar contra el mostrador de los negocios aledaños a nuestra vivienda, aplicando unas sencillas formulas de física cuántica aplicada, la fuerza centrípeta y el rozamiento nos devuelve de nuevo al salón de nuestras viviendas una vez adquirido el producto que deseamos comprar (tabaco, pan, pilas para el marcapasos, etc.) Un cordial saludo de su seguro servidor, Dr. Alejo Sloan

Dr. Alejo Sloan said...

Estimada Tierralandia, al entrar usted en su lugar de trabajo, como usted bien dice, el estruendo, la velocidad y sobre todo las plumas de pavo real que se abren de manera automática después del aterrizaje, harán que sus compañeros no olviden en sus vidas ese espectáculo magnífico que se desplegará antes sus ojos. Toda una entrada triunfal como, sin duda es la que usted merece. Sinceros saludos del Dr. Alejo Sloan

QQ said...

Querido Dr. Alejo Sloan, ¿podré meter a mi queridísima y oronda suegra, de 235 kilogramos, en el cañón para aligerar su partida?

Por otra parte, Me es bien conocida su afición por la antropología... Por pura curiosidad, estimado doctor, ¿existen en el territorio nacional algún, pueblo con tradiciones caníbales?. Atentamente suyo. Un admirador

Dr. Alejo Sloan said...

Estimado QQ para introducir a su suegra en cabina solamente tendría que sacar fuera antes el pequeño mueble bar, la consola con el teléfono y la silla, una vez hecho esto ya podría viajar a pesar de su excesivo peso. Referente a la segunda cuestión, lamento comunicarle que actualmente no queda ningún pueblo canibal en el territorio nacional, por lo que deberá seguir aguantandola a su vuelta del viaje (porque tenga por seguro que volverá)
Dr. Alejo Sloan

Machete said...

Que invento mas maravilloso.